viernes, 18 de diciembre de 2009

Los cuentos de Teresa


No tengo ninguna duda de que los niños son grandes imitadores. En Teresa tenemos un claro ejemplo porque intenta imitar cualquier ruido, sílaba o gesto que se le repita más de una vez y en la mayoría de las ocasiones lo consigue. Soy consciente de que en esta etapa de su vida es como una esponja que lo absorbe todo, así que lo mejor es el estímulo constante, aunque tampoco conviene agobiarse. Ya de por sí la familia se convierte en una fuente continua de estímulos y fundamental en el proceso de socialización. Con esto me refiero a que cada miembro de la familia quiere en esta época enseñarle alguna cosita con la que pueda hacer sus gracias delante del resto de la gente. En poco tiempo Teresa ha aprendido un sin fin de habilidades y cada semana su padre es testigo de la evolución.
Pero si hay algo que me haya dejado sorprendida de verdad es su afán por los libros. Parece mentira que siendo tan pequeña tenga este gusto por los cuentos y revistas. Su atención se centra sobre todo en los pájaros y los perros a los que reconoce perfectamente, ya sean juguetes o dibujos de distinta clase. No me extraña que aconsejen leerles cuentos desde muy pequeños para fomentar así su afán por la lectura. ¿Cómo vamos a privarles de este privilegio? Cada noche después del baño Teresa señala la estantería de los cuentos para ver y hojear “el cuento del tigre”, como yo le llamo. Y de tanto repetirle sus historias, es capaz de hacer en cada página una cosa diferente como saltar, esconderse o echarse a dormir. A mí, que soy una apasionada de la lectura, aunque con poco tiempo que dedicarle últimamente, me encanta esta afición de Teresa y animo a todas las madres a que disfruten de uno de los momentos más enriquecedores del día.

martes, 15 de diciembre de 2009

Nuevo brote de dermatitis

Teresa vuelve a tener un brote de dermatitis. Esta vez sólo le ha afectado a una parte de la cara, al menos de momento, y lo aguanta sin quejarse en absoluto.
Dejo un artículo relacionado con el tema publicado en mifarmacia.es

Dermatitis Atópica
Es una afección cutánea crónica que cursa con inflamación, enrojecimiento y picor de distribución característica. Esta afección está asociada, generalmente, a procesos alérgicos respiratorios y a antecedentes familiares.
Evoluciona con brotes agudos, normalmente en primavera seguidos de periodos de latencia. Suele empezar a cualquier edad, generalmente sobre los 2 y los 6 meses de edad. Las manifestaciones clínicas varían con la edad:
Fase del lactante: Las lesiones enrojecidas e inflamadas suelen comenzar por la cara, rodillas,... y suelen ser costrosas. Estas lesiones se ven influenciadas por la dentición, los cambios climáticos y las emociones.
Fase infantil: Aparece sobre los 18 meses, afectándose las flexuras de los codos y rodillas, los laterales del cuello y los tobillos. Las lesiones suelen ser simétricas.
CausasNo se conoce exactamente cual es la causa exacta pero existen unos casos relacionados con esta enfermedad:
Alteraciones inmunológicas: Tiene lugar por una reacción alérgica.
Causas internas: Que producen en el bebé relativa palidez, disminución en el sudor, y disminución de la hidratación cutánea.
Alteración del metabolismo del ácido grasos insaturados: se produce un defecto de ácidos grasos esenciales insaturados ( w 3). Es por ello por lo que se recomienda comer alimentos ricos en aceites insaturados ( pescado azul.. ).
Síntomas
Picor abundante.
Sequedad cutánea.
Enrojecimiento de la piel con inflamación de distribucion característica.
Afecciones respiratorias de índole diversa. En la época veraniega los síntomas pueden remitir o disminuir.
TratamientoDebemos tener en cuenta las siguientes medidas:
Ropa: La ropa de algodón es más confortable que las fibras sintéticas. La lana es irritante para el bebé de por sí (produce picor). Debemos evitar tejidos que produzcan al bebé sudar ya que dicho sudor provoca irritación al niño.
Dietética: Retrasar la introdución al bebé de alimentos alergénicos como son el huevo y la leche de vaca hasta el año de edad. También estos alimentos se deben suprimir de la madre lactante. Se recomienda la ingesta de leche materna para el bebé ya que posee unas sustancias que evitan la absorción de los alergenos alimenticios.
Eliminación de alergénos no alimenticios: El dormitorio del niño debe ser lo más sobrio posible, sin alfombras ni cortinas que permitan el acúmulo de polvo. Es aconsejable cambiar las sábanas frecuentemente y limpiar con aspirador alfombras,... para eliminar los posibles ácaros del polvo doméstico. Es aconsejable usar
sprays anti acaros como FRONTAC ( Bayer ) especiales para ello.
Aplicar diariamente cremas hidratantes enriquecidas en acidos grasos insaturados w3, por citar alguna
Exomega de lab Ducray o Xeramance lab Lutsine
Dar baños con aceites emolientes o de avena tratando remojar al niño durante diez minutos al día.
La luz del sol también es beneficiosa, siempre que el clima no sea demasiado húmedo.

lunes, 14 de diciembre de 2009

¿Para cuándo la verdadera conciliación?



Estos días no he tenido mucho tiempo de escribir. Bueno, a decir verdad, he tenido tiempo durante los fines de semana pero he preferido, como siempre, aprovecharlo en pasarlo con Teresa. Las largas jornadas de trabajo unidas a las noches con algunos despertares hacen que cuando llega el sábado la única idea que tengo en la cabeza es intentar dormir un poco más y luego estar todo el día con la pequeña.
Las últimas semanas en el trabajo han sido de un ritmo frenético, con continuas salidas para ruedas de prensa y otros actos que se suman al trabajo posterior de redacción. Esto se traduce en que, a diferencia de los días normales, no me ha quedado nada de tiempo para el blog. Sin embargo por aquí no iba el título de hoy y es que por mi cabeza no pasa otra cosa en estos días que la maldita conciliación. Las políticas de conciliación de la vida familiar y laboral no son reales, al menos en mi gremio, el de la prensa. Intentar cuadrar horarios, reducir jornada o adaptar la duración y distribución de la misma para compatibilizar trabajo y familia es una empresa imposible. No dudo que no habrá privilegiados que puedan hacerlo, claro, pero el currito de turno nada de nada. Y que ni siquiera se te ocurra plantearlo porque te puedes ver de patitas en la calle.
En fin, que se puede decir que la verdadera conciliación en mi caso está en los abuelos y tíos de Teresa. Gracias.
En vuestro caso, ¿cómo es?

jueves, 3 de diciembre de 2009

Con sentido del humor

video

Cada día Teresa nos da una lección con su sentido del humor. En este video, de poca calidad, Teresa está con sus primas pasándolo muuuy bien.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Acumulando sueño



Desde hace unos días voy acumulando sueño. No veo el momento de que llegue el fin de semana que en esta ocasión se convierte en cuatro días… ¡BieeeN! El motivo de esta vigila no es otro que a la señorita Teresa le ha dado por despertarse cada dos por tres. La razón: NI IDEA. Podría buscar miles de explicaciones si hago caso de todos los manuales sobre sueño de bebé, opiniones de otros padres y de distintos expertos que he ido leyendo en todos este tiempo. Sin embargo, como decía Guillermo de Occam, la explicación más sencilla suele ser la más acertada, así que opto por pensar que simplemente Teresa es muy comodona. A la chica se le cae el chupete durmiendo y cuando a la más mínima se mueve y es consciente, pues nada, a que mamá se lo vuelva a colocar.
Esta sencilla y modesta teoría que yo misma he creado, no sin horas de minucioso estudio y reflexión, podría hacerla más compleja:
- Podría ser que, debido a las horas de separación que mantenemos ya que mamá tiene que trabajar, Teresa quiere recuperar contacto y lo hace como lo que podríamos denominar “pequeña venganza”.
- Puede que esté acoplando las fases de sueño de bebé a las de un niño un poco más mayor.
- Podríamos pensar que le estén saliendo los dientes (todavía no tiene ninguno) y el dolor le provoque un sueño ligero por lo que se despierta fácilmente.
- Querría simplemente tener contacto conmigo, con lo que debería pasarla a mi cama.
- Puede que todavía no haya abandonado la etapa de angustia de la separación (Alrededor de los ocho meses).
- Quizás sea que está más alterada durante el día y se va poniendo nerviosa a medida que acumula cansancio y duerme mal.
- A lo mejor no ha tenido suficiente actividad durante la jornada.
- No habré seguido de forma exhaustiva sus rutinas.
- La temperatura de la habitación puede no ser la adecuada.
- ….
Así podría seguir una larga lista que haría interminable el post porque todavía se me ocurren muchas más cosas. Ante todo este cúmulo de posibilidades hay también un sin fin de modos de proceder que irían desde los métodos conductistas a otros menos estrictos que pasan porque los padres se fastidien acudiendo a cada reclamo del niño, pasando por los intermedios como el descatalogado libro de Elizabeth Pantley.
Yo en rachas como las actuales de Teresa he probado casi de todo, fundamentalmente acudir a ella, pero también confieso que en alguna ocasión la he dejado llorar durante un ratito. El caso es que ni ante uno ni ante otro ha habido una respuesta de las que te harían decantarte por algún método en concreto, con lo cual… a seguir poniéndole el chupe.

martes, 1 de diciembre de 2009

Parecidos razonables


Una de las primeras cosas a las que te tienes que acostumbrar cuando te conviertes en madre es a la irremediable búsqueda de parecidos que todo el mundo se empeña en hacer entre el bebé recién llegado y sus progenitores.

En el caso de Teresa ha habido de todo. Unos dicen que es clavadita a mí y otros en cambio aseguran que es exactamente igual que su padre. Otros osados han ido más lejos todavía lo que ha provocado anécdotas muy curiosas. Sin ir más lejos, el pasado verano acompañaba una amiga a Teresa cuando una mujer por la calle le dijo que no había duda de que era igual que la madre, ¡refiriéndose a ella! Todavía no entiendo cómo hay gente que se arriesga tanto, jeje.

En la ecografía 4D que podéis ver en el post anterior yo misma saqué mis propios parecidos y en el primer vistazo me pareció que tenía la nariz de su padre. Con el tiempo fui dejando de tener esa imagen tan evidente y ahora aún no encuentro similitudes muy claras con ninguno de los dos. Es una personita única, aunque eso sí, el pelo es mío.

Pero de los parecidos no deja de tener su gracia sobre todo si tenemos en cuenta otros lazos familiares. Así, lo normal ante la llegada de un bebé es que la familia materna encuentre características similares a sus miembros, mientras que la paterna hace exactamente lo mismo, lo cual da resultados muy contradictorios.

Para liar más el lazo, si es posible, luego están los gestos y muecas que también se examinarán en el pequeño. El caso es que no sé si por casualidad o por herencia genética (¿???????) a los pocos minutos de nacer Teresa se cogió la nariz igual que yo estuve haciendo durante los primeros años de vida. Se ve que es una postura que a las dos nos pareció cómoda para afrontar los primeros pasos en la vida, no?